fbpx

Consumo de drogas: ¿Costos y Beneficios? ¿Es posible librarse de una adicción?

Consumo de drogas: ¿Costos y Beneficios? ¿Es posible librarse de una adicción?

julio 20, 2020 by soporte0
Blog-Enfermedades-y-Trastornos-mentales-1200x1600.jpg

   El confinamiento ha incrementado los niveles de consumo y abuso de sustancias en todo el país. ¿Cuáles son las consecuencias? ¿Es posible librarse de una adicción?

En México y en el mundo el abuso de sustancias es un problema de salud pública que
requiere de medidas inmediatas. Sin embargo, hace tiempo que existe un interesante debate
respecto a su legalización, pues el abuso de las mismas parece diferir, por diversos
aspectos, del consumo moderado, e incluso benéfico en el caso de algunas drogas, como
por ejemplo en el tratamiento de diversas afecciones médicas como el cáncer.
La literatura científica nos muestra el amplio abanico de evidencia en contra y a favor de su
consumo; por una parte, sabemos que los efectos de diversas sustancias exógenas, llega a
ser nocivo para nuestro sistema nervioso, en especial para el cerebro. No obstante, existe
también una variedad de artículos científicos serios que aluden a los potenciales beneficios
de las mismas en situaciones controladas, como es el caso del tratamiento del Trastorno por
estrés postraumático o la depresión, aunque cabe aclarar, su uso en estos casos se utiliza
como facilitador y no se otorga con el fin de administrarlo de por vida.
En todo caso, mientras los científicos llegan a un acuerdo razonable, los especialistas de la
salud mental nos encontramos con el deber de aprender a sobrellevar la experiencia
cotidiana que implica la dependencia a las drogas o el simple consumo de las mismas.
¿Qué pasa con nuestro cerebro, realmente, cuando consumimos sustancias psicoactivas?
Lo que sucede, en términos generales, es plasticidad cerebral; se trata de la capacidad que
tiene nuestro cerebro para cambiar y adaptarse, ya sea de manera estructural o funcional, a
la experiencia. Cuando aprendemos un lenguaje nuevo o cuando adquirimos una habilidad
motriz, estamos haciendo uso de la plasticidad cerebral. Asimismo, cuando consumimos
una droga, nuestro cerebro reacciona a esta experiencia. El principal problema deriva de
que muchas veces, gracias a este mecanismo, no sólo adquirimos hábitos saludables, sino
también hábitos dañinos, que, a la larga, pueden volverse incapacitantes, como en el caso
de la adicción a ciertos estímulos externos, en donde las personas muestran una tendencia a
subestimar las consecuencias negativas de su consumo.
Recientemente, fue publicado en la revista New England Journal of Medicine un modelo de
estudio que concibe al consumo de drogas como nada más que otro mecanismo de
aprendizaje, así como muchos otros. Los autores recalcan, no obstante, que la adicción sí
es un aprendizaje desventajoso, y que la línea que separa al consumo moderado de la
dependencia es delgada, ya que el establecimiento patológico de este aprendizaje depende
de factores previos al consumo, tales como la genética, características de la personalidad
como la impulsividad y, sobre todo, la carencia de herramientas del individuo para lidiar
con emociones y situaciones negativas de la vida de forma sana, entre muchos otros.
La buena noticia, respaldada por incontable evidencia científica de muchos años, es que tal
como hacemos uso de la plasticidad de nuestro cerebro para “adquirir” una
dependencia a las drogas, podemos hacer uso de ella para des-aprender. Todo de la
mano de un especialista de la salud mental que ha estudiado incansablemente cómo
aproximarse y conseguir este objetivo.
Diversos modelos de aprendizaje apoyan que el superar una adicción requiere de cambios
mentales o cognitivos y conductuales, por tanto, sugieren la asistencia a psicoterapia para la
modificación de hábitos. Además, es posible que se requiera de medicación especializada,
por lo que resulta indispensable que el tratamiento sea integral, y que englobe el trabajo
conjunto de diferentes profesionales de la salud, así como del involucramiento de la
familia, que al igual que el consumidor, se ha tenido que adaptar de forma patológica al
contexto de la adicción, y que, por tanto, también requiere de ayuda psicológica.
Así pues, la psicoterapia involucra cambios en la plasticidad cerebral, necesaria para
recuperar dinámicas sanas en la vida de los individuos. Por tanto, si se sufre de una
adicción es importante reconocer que la lucha contra los propios hábitos de nuestro cerebro
requiere no sólo de voluntad sino de ayuda profesional.

Referencias
Plana-Ripoll, O., Momen, N., Agerbo, E., Benros, M., Borglum, A., Christensen, M., &
Dalsgaard, S. (abril de 2020). Association between Mental Disorders and
Subsequent Medical Conditions. The New England Journal of Medicine.
Carroll, K. M., Fenton, L. R., Ball, S. A., Nich, C., Frankforter, T. L., Shi, J., & Rounsaville, B. J.
(2004). Efficacy of disulfiram and cognitive behavior therapy in cocaine-dependent
outpatients: a randomized placebo-controlled trial. Archives of general psychiatry, 61(3),
264–272. https://doi.org/10.1001/archpsyc.61.3.264

Bin Yoo H., Moya B.E., Filbey F.M. (2020). Dynamic functional connectivity between
nucleus accumbens and the central executive network relates to chronic cannabis use.
Human Brain Mapping.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Visita nuestras redes sociales:


Visita nuestras redes sociales:


55-3670-5657
50-86-91-83


Ponte en contacto con nosotros para obtener una cita, nosotros te asesoraremos para que puedas cumplir tus objetivos.


Copyright by CLICC. All rights reserved.