fbpx

¿Miedo o escepticismo? Rompiendo estigmas sobre la psicoterapia

¿Miedo o escepticismo? Rompiendo estigmas sobre la psicoterapia

septiembre 2, 2021 by Editor CLICC0
Portadas-blog-1-1.png
La psicoterapia es una manera de atender la salud mental y emocional. El objetivo de esta es lograr un bienestar emocional, mental, conductual y/o cognitivo en las personas, así como su independencia y aceptación mediante la adquisición de diversas herramientas que le permitan saber cómo responder ante diversas situaciones.
Sin embargo, a pesar de que se ha identificado a la psicología como una disciplina científica y se ha comprobado e investigando la funcionalidad y efectividad de la psicoterapia, aún hay muchas personas que se niegan a acudir a terapia. Pero ¿por qué pasa esto? Algo que se ha identificado como desencadenante del rechazo hacia esta son las falsas creencias o estigmas, que se perciben culturalmente sobre los problemas de salud mental y en especial en los tratamientos mentales, lo que se convierte en una gran barrera que impide que las personas reciban un tratamiento adecuado y oportuno para atender sus problemas emocionales, conductuales o mentales. 
Un estigma negativo consiste en actividades negativas o discriminación hacia una persona en función de alguna característica en particular, los cuales suelen ser muy comunes hacia quienes presentan algún problema de salud mental. Estas ideas negativas generan que aquellos que manifiestan alguna problemática mental o emocional sean percibidos como débiles, impredecibles, violentos o incapaces. 
El estigma por parte de la sociedad hacia los problemas emocionales o de salud mental, también causan que quien expresa o pasa por alguna situación de este tipo se autoestigmatice, generando que se sienta incapacitado, con sentimientos de humillación, e incluso con miedo al diagnóstico y al rechazo, lo que lleva a las personas a ocultar sus síntomas y a evitar un tratamiento.
Todas estas falsas creencias, estigmas o mitos sobre el tratamiento psicológico se pueden ver reflejados en algunas frases que se oyen con frecuencia, en las que  “justifican” los motivos por los cuales no se acude a terapia: 
  1.              “El psicólogo me va a juzgar”
Realidad: El espacio de psicoterapia es un lugar seguro, en el que el terapeuta no juzga, escucha y trabaja objetivamente, sin hacer juicios, e intenta comprender el sentir de cada persona.
  1.               “El psicólogo es para locos”
Realidad: Ir a terapia es un proceso que permite entender, reflexionar y modificar algunas conductas, para conseguir una mejor calidad de vida en diversos ámbitos: internos, laborales, escolares, relaciones de pareja, etc.  Por lo que, no implica tener algún trastorno, simplemente es un proceso que permite conocerte mejor, así cómo sentirte mejor.
  1.               “Yo puedo solo”
Realidad: Reconocer que existen dificultades que en ocasiones son sumamente difíciles y que por sí solos no es posible sobrellevar, es algo valiente, que permite identificar algunos límites y la necesidad de apoyo, lo que es completamente válido y humano. Sobrellevar toda la carga emocional cuando se habla de un problema mental o emocional, no tienen por qué hacerse solo. Los psicoterapeutas están especializados para apoyar y ayudar en el momento en que se necesita afrontar situaciones difíciles.
  1.               “Todos los que van al psicólogo son diagnosticados”
Realidad: Algunas personas pueden manifestar inquietud ante la posibilidad de ser diagnosticados con algún trastorno psicológico, el problema de esto es el miedo a ser estigmatizados o etiquetados, sin embargo, estos no definen quién eres, así como cada uno los expresa y percibe de diferente manera. Además, cada vez más, las falsas creencias que se tienen sobre las enfermedades mentales se van perdiendo e ir a terapia es un paso para romper con esos estigmas. 
  1.               “La psicoterapia es de por vida”
Realidad. Actualmente, una idea errónea muy común es que la psicoterapia es un proceso de por vida, lo que genera rechazo y en especial por el gasto que esto implicaría. Sin duda alguna, es un proceso planeado y estructurado, en el que se estima un tiempo para lograr metas que permitan trabajar en el área específica de interés. Al realizar los objetivos se finaliza el proceso, en ocasiones solo es necesario ir si se presentan recaídas o cuando de nuevo es necesario.
  1.               “El dolor emocional no es tan importante como el dolor físico”
Realidad: Muchas personas asumen que sentirse bien emocional o mentalmente pasa a segundo plano comparado con la salud física, sin embargo, ambas cuestiones son igual de importantes. De acuerdo con la OMS, la salud es un estado de bienestar físico, mental y social, por lo que no existe salud sin salud mental. Por ende, tratar los problemas emocionales y mentales, es igual de importante que tratar un problema de salud físico. 
Si bien, existen muchas más falsas creencias, lo importante a destacar es que estas ideas o estigmas son barreras que impiden a las personas llevar a cabo un proceso psicoterapéutico, ya que el propio estigma hacia la salud mental es más grave que los propios trastornos o problemas emocionales, debido a que estos generan rechazo al tratamiento necesario o a la oportunidad de sentirse bien mental y emocionalmente. 
Sin duda alguna, decidir ir a psicoterapia no es algo sencillo, requiere valor, esfuerzo, dedicación, motivación y tiempo, sin embargo, es un proceso que busca mejorar la calidad de vida de quien decide tomarla. Al inicio puede dar miedo, pero con las herramientas y estrategias que se desarrollan en el proceso psicoterapéutico ese miedo se convierte en un aliado que permite avanzar y crecer personalmente.
Terminar con las barreras que se han generado hacia la salud mental implica un trabajo colaborativo entre pacientes, familiares y los propios profesionales en salud mental, ya que, como profesionales y expertos en la salud mental son los encargados en difundir información verídica y concreta para que estas barreras comiencen a romperse, mediante psicoeducación, sensibilización y divulgación  respecto al tema, con el objetivo de normalizar la solicitud de apoyo terapéutico en el momento necesario, además de la aplicación de diversas políticas públicas que aseguren el acceso adecuado e inmediato a la atención de la salud mental de cada uno. 
Referencias:
American Psychological Association. (2019).  What is Psychotherapy?. Recuperado de https://www.psychiatry.org/patients-families/psychotherapy 
Campo, A., Celina, H. y Herazo, E. (2014). Estigma: barrera de acceso a servicios en salud mental. Revista Colombiana de Psiquiatría, 43 (3), 162-167. https://www.elsevier.es/es-revista-revista-colombiana-psiquiatria-379-pdf-S0034745014000572 
Espinosa, M., Zavaleta, J. y Mendoza, D. (2018). Los mexicanos no van al psicólogo. UNAM global. Recuperado de https://unamglobal.unam.mx/la-importancia-de-la-salud-mental/ 
López, M.(2012). El estigma en salud mental. Psychology, Society, & Education, 4 (2), 131-136. 
Mascayano, F., Lips, W., Mena, C. & Manchego, C. (2015). Estigma hacia los trastornos mentales. Características e intervenciones. Salud Mental, 38 (1), 53-58.
Rentería, M. (2018). Salud mental en México. INCyTU, 7, 1-6, Recuperado de INCYTU_18-007.pdf (foroconsultivo.org.mx
Zamora, C. (2016). ¿Psicoterapia yo? Ni que estuviera loco. UNAM global. Recuperado de https://unamglobal.unam.mx/psicoterapia-yo-ni-que-estuviera-loco/ 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Visita nuestras redes sociales:


Visita nuestras redes sociales:


55-3670-5657
50-86-91-83


Ponte en contacto con nosotros para obtener una cita, nosotros te asesoraremos para que puedas cumplir tus objetivos.


Copyright by CLICC. All rights reserved.